Test drive

Chevrolet Montana 2011 a prueba

Testeamos la nueva pick up compacta de GM<br />

Chevrolet Montana 2011 a prueba

GM está demostrándole al mercado que los vehículos de uso utilitario y económico también pueden ser agradables estéticamente, con la llegada a nuestro país de la nueva Montana, luego de haberse presentado en Brasil el año pasado.

La nueva montana 2011, se exporta a nuestro país desde la planta de GM ubicada en Sao José dos Campos.

La pick up compacta de Chevrolet fue desarrollada sobre la plataforma Viva de la cual nació también el Agile, y más allá del parecido en el diseño, competirá directamente con la Volkswagen Saveiro y la Fiat Strada dado lo conservador del diseño exterior del segmento de los utilitarios.

Bajo el capot encontramos un motor de cuatro cilindros, delantero transversal, de 1.8 litros de capacidad con ocho válvulas. La potencia que eroga es de 101 Cv en un rango de 5.400 rpm. Lo más interesante que la Montana 2011 ofrece es el torque de 161 Nm a 3.000rpm. Está acoplado a una transmisión manual de cinco cambios.

Los interiores, los acabados y tapicerías están pensados definitivamente con el fin de tener un uso intenso, lo que lo hace un auténtico modelo destinado al uso de trabajo. La versión de prueba evaluada por Autocosmos, al ser la más equipada, tenía un sistema de audio con reproductor de CD y mp3 más la entrada de USB y auxiliar además de aire acondicionado; y los adicionales de seguridad como los frenos ABS, faros antiniebla y los airbags para el conductor y pasajero.

Al cuadro de instrumentos hay que dedicarle unas líneas, ya que la forma es tan distinta que confunde y desconcierta un poco. Los medidores que más resaltan son; a la izquierda el velocímetro y a la derecha el tacómetro, la posición de las agujas es lo más extraño y trataré de explicarles de la manera más gráfica que pueda. Hablando del velocímetro y comparándolo con un reloj y sus agujas, la indicación de la velocidad mínima está a las siete y la velocidad máxima a las dos. En el tacómetro la historia es diferente, la aguja cuando marca el rango mínimo de revoluciones está ubicada a las 10 en la carátula del reloj imaginario y el rango máximo se ubica a las tres. ¿Complicado? ¡Un poco!, pero es fácil acostumbrarse. Justo al centro está una pantalla de cristal líquido con información diversa del comportamiento del auto y sus fluidos. El resto del tablero lo conforman los controles del clima artificial -o calefacción en el caso de los modelos de gama baja- y un equipo de audio de un din, en el caso de los que no cuenten con este equipo, el espacio es un guarda objetos.

La puesta a punto de la Montana 2011 está pensada para cargas ligeras, la capacidad es de 750 kilos y contrario a lo que se pudiera pensar, el manejo sin carga es notable.

La suspensión delantera Mc Pherson y el montaje transversal del tren motor hacen que la sensación tras el volante sea muy similar a la de un auto compacto, la suspensión trasera (viga de torsión) está más pensado en la resistencia que en el confort.

Los cristales brindan una buena visibilidad y solo tiene un gran punto ciego en la zona derecha si va un pasajero, por ejemplo en maniobras de salida de vías rápidas o en ese tipo de ángulos, el retrovisor exterior ayuda mucho, pero aun así el punto ciego es grande, otro detalle al que no es complejo acostumbrarse.

La nueva Chevrolet Montana se va a presentar en 4 versiones: Base; Base + Ac; Pack; y Sport.

¿Qué opinás? Contanos