Autos clásicos

Clásicos: Lancia Stratos

Te contamos la historia del primer super deportivo creado especialmente para correr en el Rally.

Clásicos: Lancia Stratos

El Lancia Stratos fue un prototipo desarrollado por Bertone para Lancia, que se mostró al público en el Salón de Turín de 1970. Su diseño fue fruto de un intenso trabajo en el túnel de viento para reducir al mínimo posible el coeficiente de penetración. El resultado fue un auto de corte netamente futurista, que fue llamado Stratos, ya que su aspecto recordó a algo venido de la estratosfera.

El bajo coeficiente de resistencia aerodinámica fue logrado gracias a un exterior muy liso, sin nervios o curvas que impidiesen el flujo del aire, y un morro muy anguloso con faros escamoteables.

 

Génesis

El responsable deportivo de Lancia en aquella época era Cesare Fiorio, y su equipo de rally contaba con el modelo Fulvia, que había tenido gran éxito hasta 1966, pero de ese año en adelante, habían perdido protagonismo en manos de Porsche y Alpine-Renault. El diseño del Stratos hizo volar la imaginación de Fiorio, que quiso verlo vestido de carreras, aunque jamás se imaginó que ese auto, sería uno de los más grandes de competición de todos los tiempos.

Hasta ese entonces, las competencias de rally, estaban dominadas por autos de competición nacidos sobre la base de vehículos de serie. Nadie había considerado antes la idea de producir un vehículo exclusivamente para la competición. Las reglas del Mundial de Rally exigían un mínimo de 500 unidades fabricadas para poder homologar y admitir un vehículo en competición, aunque durante el periodo de fabricación del Stratos, la F.I.A. pensó que el alto número de autos necesarios para la homologación podía echar para atrás a más de un fabricante, así que rebajo la cantidad de 500 a 400 unidades.

El Stratos fue el primer auto que se acogió a la nueva homologación, que permitió el apogeo de los Grupo B de los años ´80, rápidamente prohibidos por ser muy rápidos y demasiado peligrosos.

Teniendo siempre presente la posición central del motor y con una hoja en blanco, sin el condicionante añadido de tener que hacer un coche para vender al público, Fiorio comenzó a rediseñar el Stratos para pasarlo de prototipo a vehículo de competición.

 

La conexión Ferrari

Lo primero era conseguir un motor lo suficientemente potente. En ese momento, FIAT adquirió Lancia, lo que le permitió aprovechar ser también compañera de Ferrari. El hombre designado para hacerse cargo de Lancia fue Pierre Ugo Gobatto, quien hasta ese nombramiento había sido gerente de Ferrari. Ugo sabía que debido a la reducción en la producción del Ferrari Dino 246 habían quedado muchos motores sin auto en el que acoplarlos.

Gianpaolo Dallara, ex director técnico de Lamborghini, creador entre otros de los Miura y Espada, y Marcello Gandini, jefe de diseño de Bertone, trabajaron junto a Fiorio para convertir el prototipo en un auto de competición. El primer prototipo estuvo listo para su presentación en el Salón de Turín de 1971 y un año después, en el mismo Salón, el nuevo Stratos fue presentado dotado de un impulsor Ferrari V6 de 2.4 litros y doce válvulas. Durante todo este tiempo, el auto fue inscripto en pruebas que tuvieran prototipos.

 

El rey del Rally

La producción comenzó en 1973, y se mantuvo hasta mediados del año 1974. Las carrocerías eran producidas por Bertone. En otoño de 1972, Sandro Munari y Mario Mannucci tomaron la salida en el Rallye de Córcega en el segundo Stratos que fue fabricado, teniendo que retirarse de la prueba debido a un problema en la suspensión trasera, repitiéndose esta avería durante el rallye de la Costa del Sol un mes después.

En abril de 1973, Sandro Munari se hizo con la victoria en el Rallye Firestone, celebrado en España. Tan solo un mes después, junto a Jean-Claude Andruet, Munari logró una meritoria segunda ubicación en la Targa-Florio, y, en septiembre de 1973, el Stratos logró otra victoria, en el Rallye de Francia, de nuevo al mando de Munari.

Durante 1974, las victorias del Stratos fueron rápidas y abundantes. Antes de su homologación, el Stratos había ganado en el Rallye de Sicilia y en la Targa Florio corriendo en la clase prototipo. El Stratos fue homologado el 1° de octubre de 1974, y durante los días de la homologación, Munari logró la victoria en el Rally de San Remo. Las siguientes victorias fueron en el Giro d´Italia, Rideau Lakes, Córcega, y una tercera colocación en el RAC, entre otras muchas.

Con esas victorias, Lancia consiguió el Campeonato del Mundo de Rallyes del año ´74, que repetiría en los años 1975 y 1976. En enero de 1.975, Sandro Murani logró la primera de tres victorias sucesivas en el Rally de Montecarlo. Durante ese mismo año, Björn Waldergaard logro la victoria en Suecia y San Remo, y en el Rally Safari de ese año, Munari logró la segunda ubicación y Waldergaard la tercera. Sin embargo, el Stratos fue de nuevo incapaz de vencer en el Rallye de Inglaterra.

 

Declive y sucesores

En 1977 el equipo de competición de Lancia fue unido al equipo de competición de FIAT, y los directivos de marketing de Grupo, decidieron centrar sus esfuerzos en el Fiat 131 más que en el Stratos. En 1978, el 131 fue el modelo usado en competición casi exclusivamente, aunque el Stratos aún tendría tiempo de obtener la victoria en 13 eventos importantes durante ese año. En 1.979, solo los equipos privados siguieron compitiendo al volante del Stratos.

En 1981, Lancia mostró un nuevo automóvil para el Grupo B, el Rallye 037. Así, el Stratos pasò a ocupar las páginas de los libros de historia del automóvil, aunque algunos equipos privados siguieron compitiendo con él, logrando algunas victorias en Campeonatos Europeos, hasta que su homologación caducó a fines de 1982. Se estima que se fabricaron entre 450 y 492 Stratos, aunque en Bertone aseguraban haber fabricado 502 unidades.

Gustavo Piersanti recomienda

¿Qué opinás? Contanos