Industria

Paraguay es el paraíso de los autos usados

El país vecino se ha convertido en el principal destino sudamericano de autos usados de países como Japón y EE.UU.

Paraguay es el paraíso de los autos usados

Conocidos como los "autos de Iquique", los vehículos importados usados se han convertido en un fenómeno en Paraguay, donde son puestos en circulación tras haber sido transportados durante miles de kilómetros y "transformados" o reparados una vez en suelo paraguayo.

Los volúmenes que se comercializan hablan por sí solos. En 2003 llegaban a Paraguay 3.200 vehículos; en 2012 se superaron las 55.000 unidades.

En lo que respecta a 0km, la importación el año pasado fue de 28.887 vehículos, una baja del 1,72% con respecto a 2011. Entre enero y marzo de este año, Paraguay importó 23.334 automóviles, de los cuales 16.161 unidades, el 69% fueron usados. En este período el volumen de autos usados creció un 14% y descendió un 16% los nuevos, con respecto al año 2012.

Fuentes del sector afirman que los precios que se ofrecen son buenos, arrancan a partir de los 4.700 dólares. El problema es que el mercado se va achicando, porque muchos han visto la rentabilidad del negocio.

La llegada a Paraguay de estos demandados autos es el fin de un largo proceso que se inicia cuando son descartados en su país de origen, desde el que son transportados en barco hasta el puerto franco de Iquique, en el norte de Chile. Desde ahí emprenden un nuevo viaje hasta Paraguay, donde serán totalmente revisados y, los que proceden de Japón, modificados, para cambiar el volante de lado.

Se paga USD 1.300  por coche por el transporte en barco hasta Iquique, otros 600 para llevarlo por autopista hasta Asunción y luego, si hay que cambiar el volante, son unos 500 más.

El aumento de la importación de estos vehículos se ampara en una legislación propicia: Paraguay permite la compra de unidades con hasta diez años de antigüedad, mientras Perú o Bolivia la limitan a cinco años y otros países como Argentina, Brasil la prohíben.

El "boom" de los vehículos usados en Paraguay no es visto con buenos ojos por todo el mundo: los principales perjudicados son los asociados a la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (CADAM), que han visto bajar sus ventas en los últimos años, al tiempo que crecían las llegadas desde Iquique.

El número de "playas" sigue en aumento y el Centro de Importadores de Vehículos Usados (CEVI), que cuenta con unos 1.000 asociados, espera aumentar las ventas en 2013 entre 10 y 15%.

Roberto Nemec recomienda

¿Qué opinás? Contanos