Test drive

Prueba FIAT Dobló, espacio para siete

Manejamos la nueva propuesta de la marca en el segmento de los multipropósito familiares.

Prueba FIAT Dobló, espacio para siete

Si bien aquí se presentó recién en a fines de 2012, el Dobló lleva un largo trecho recorrido en Europa, donde su primera generación se lanzó en el 2000. Además es producido en Brasil, sin embargo, nunca llegó a Argentina y una de las claves fue su estética solo fácil de digerir por un miope, sin anteojos… y de lejos. Ahora, llega directo de Turquía la segunda generación del modelo, situándose por encima del Qubo.

 

Técnica y seguridad

El FIAT Dobló es un multipropósito grande que supera en largo y ancho a sus principales adversarios, el Kangoo y la dupla Berlingo/Partner. Mecánicamente cuenta con un 1.4L 16V de 95CV y 127 Nm, que lo deja en desventaja con respecto al dúo de Citroën/Peugeot que ofrecen 110 caballos y 146 Nm, ambos a menos rpm.

Respecto de la seguridad, la apuesta de FIAT es la correcta con un vehículo cuya estructura debe cumplir con los requerimientos del Viejo Continente que además suma ABS, doble airbag, fijaciones para sillas de bebe y todos los cinturones de tres puntos con sus respectivos apoyacabezas.

 

Diseño e interior

Al igual que el Qubo, el Dobló luce moderno, pero también tiene la particularidad de polarizar las opiniones. En el primer grupo están las superficies lisas, los guardabarros robustos y el parabrisas lanzado con pilares enmascarados; en el segundo militan el frente y la zaga, ambos muy personales con una gran monoparrilla y protectores en plástico negro, faros altos y un mega portón muy recto cubierto en su mayoría por cristal.

Puertas adentro combina elementos propios de los compactos de la marca con otros más cercanos a los utilitarios, generando un estilo propio y muchos espacios para objetos que se extienden por las contrapuertas y la bandeja en el techo. Los plásticos y el ensamblado del tablero no son malos, pero se sienten por debajo del Qubo, demostrando el carácter más trabajador del Dobló.

Lo más interesante de este FIAT es que tiene tres filas de asientos, que inclusive en las dos butacas posteriores ofrecen un espacio aceptable. El plegado de las dos filas posteriores es simple aunque se necesitan de sogas para mantenerlas sujetas y no se doblan al ras del piso, robando mucha capacidad de carga, que si no sería monumental.

Comportamiento dinámico

La posición de manejo es muy buena con regulaciones de altura y profundidad para el volante de formato ergonómico. La visibilidad es privilegiada con una gran superficie acristalada, especialmente en el parabrisas que parece una inmensa pantalla widescreen. La única pena en este aspecto es que los grandes retrovisores sean de regulación manual.

Al ponerse en marcha, lo primero que llama la atención es la poca velocidad que desarrolla en los cambios bajos, relacionados bien cortos para que el 1.4L pueda contra todo el peso que puede llegar a cargar el Dobló. Si queremos hacer progresos rápidos vamos a tener que llevar al tacómetro cerca de las 4.000 rpm donde desarrolla su torque máximo, momento en que el motor se torna ruidoso.

En tránsito urbano y respetando el indicador de paso de cambio (que avisa normalmente cerca de las 2.000 revoluciones) el consumo se sitúa en torno de los 10.7 L/100 km, lo cual es correcto. En ruta, debido a la caja de relación corta, viaja a 120 km/h con casi 4.000 giros, haciendo sentir al motor presente en la cabina, pero no de forma molesta. A esta velocidad el consumo según la computadora se estabiliza en los 9.0 L/100 km.

Respecto del resto, es confortable en ciudad y estable en ruta, redondeando un buen comportamiento para un vehículo como este, alto y de uso dual familiar/laboral.

 

Conclusiones

El nuevo FIAT Dobló es un vehículo moderno con todas las posibilidades de seguridad y chasis que se pueden pedir en un mercado exigente como el europeo. Su cabina es grande y está muy bien aprovechada en términos de portaobjetos y tres filas de asientos. Por el otro lado, es muy lento, algo soportable en ciudad o autovías, pero no tanto en rutas donde hay que pasar un camión con toda la familia a bordo. Aquí es donde radica la cuestión a la hora de elegir entre la propuesta de FIAT y la competencia. ¿Vos que pensas?

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos