Tecnología

Tips de manejo para evitar un accidente

Te damos las recomendaciones más básicas.

Tips de manejo para evitar un accidente

Existe poco conocimiento sobre la manera correcta de tomar una curva, en condiciones de lluvia, a altas velocidades y si a esto le sumamos malos hábitos de manejo, todo en conjunto nos puede llevar directo a sufrir un accidente.

Pensando en esto se nos ocurrió darte unos Tips, para las circunstancias de manejo más frecuentes, donde se puede perder el control del vehículo, o cómo prevenir para que no suceda.

 

Comencemos por uno de los más comunes:

Subviraje

Es cuando entrás muy rápido en una curva y las ruedas delanteras no pueden mantener el ángulo de dirección que se le está marcando. En lugar de seguir la trayectoria indicada, con el volante, el auto simplemente resbala sobre las ruedas “yéndose ancho”.

Para evitar que tu auto sufra un subviraje, reducí la velocidad antes de entrar a la curva y acelera en la misma gradualmente sin sobrepasar los límites de agarre. Si ya estás subvirando, soltá el pié del acelerador, eso, además de reducir la velocidad, envía más peso hacia las ruedas delanteras sumando más agarre.

 

Sobreviraje

Un vehículo sobrevira cuando entra muy rápido a una curva, en este caso las ruedas traseras no siguen el mismo camino que las delanteras, esto provoca que el área posterior se deslice hacia el exterior. En un exceso de sobreviraje el auto puede hacer un trompo. En los autos de tracción trasera esto también puede producirse por acelerar mucho en curva.

Aquí lo recomendable es reducir la velocidad, liberando un poco la presión sobre el pedal del acelerador. Es importante aclarar que no se debe soltar de golpe el pedal o pisar los frenos ya que esto envía todo el peso hacia el frente ocasionando más sobreviraje.

 

Aquaplaning

Manejar muy rápido durante la lluvia puede ocasionar que las cubiertas prácticamente “floten” sobre un asfalto lleno de agua. Y por supuesto, los autos no fueron diseñados para eso. Cuando se produce este fenómeno, se pierde el control del auto, es decir, se comporta como un bote sin un rumbo fijo.

Aquí lo mejor es manejar despacio durante la lluvia para evitar que las ruedas pierdan agarre. Si ya estás en pleno aquaplaning, no des volantazos bruscos, dejá que el auto vaya perdiendo velocidad y así irá recuperando agarre.

 

Puntos ciegos

Echar un vistazo a los espejos antes de cambar de carril no es suficiente. El punto ciego es el hogar natural de ciclistas, motocicilistas y autos también. Podés golpear alguno de ellos si no tienes cuidado.

Aquí lo mejor es ver tu  espejo retrovisor, voltear rápidamente hacia el lado respectivo, y volver a revisar el espejo antes de cambiar de carril o dar vuelta en una esquina.

 

Curvas mojadas

Cuando llueve, el agarre es menor y esto se vuelve especialmente peligroso en curvas, especialmente si el agua remueve un poco de grasa o aceite del camino. Si tomás una curva rápidamente en esta condición será como entrar a una pista de hielo y evidentemente vas a perder el control del vehículo.

Lo que debés hacer es disminuir la velocidad y ser paciente con el acelerador antes de entrar a las curvas, durante o después de una lluvia intensa.

 

Frenado tardío

Es muy común observar impactos donde un vehículo chocó contra la parte de atrás de otro. La razón aquí principalmente es porque no se frenó en el momento adecuado.

Lo que se tiene que hacer en este escenario es poner atención en el tránsito, dejar un buen espacio entre tu auto y el vehículo de adelante, y no ir corriendo.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinás? Contanos