Novedades

BMW presenta sus innovaciones en el CES 2015

La marca alemana presenta algunos adelantos en materia de iluminación y conducción libre de accidentes.

BMW presenta sus innovaciones en el CES 2015

No había mejor escenario que el CES (Consumer Electronics Show) 2015, el cual se celebra en Las Vegas del 6 al 9 de enero, para que BMW presente un concept que muestra una serie de innovaciones que permiten una conducción más cómoda y segura, así como una serie de sistemas de iluminación que pronto podremos ver en los vehículos de producción en serie.

En este último campo la marca alemana presenta la tecnología Laserlight, que hizo su debut en el BMW i8, como un sistema de iluminación inteligente, ya que está vinculado a las cámaras, sensores y sistemas de asistencia al conductor. De esta manera además de ofrecer mayor intensidad que las ópticas convencionales, la iluminación Laserlight ahora se convierte en un sistema inteligente gracias a su conectividad.

Otras de la tecnologías que la empresa germana presenta en el CES 2015 es el BMW Organic Light con la tecnología OLED (diodos orgánicos emisores de luz) para los grupos ópticos traseros. A diferencia de la iluminación LED que genera luz por puntos, los OLED generan una luz uniforme en toda su superficie. Además de ello los elementos son más delgados, con sólo 1.4 milímetros de espesor.

Junto a este par de innovaciones en el campo de la iluminación, BMW también presenta en el CES 2015 una nueva serie de sensores que permiten una conducción totalmente libre de accidentes, además de que son un paso fuerte en la búsqueda de la conducción autónoma.

Implementada en un BMW i3, esta tecnología con visión 360 grados equipa cuatro escáneres láser, los cuales se encargan de registrar el entorno e identificar obstáculos tales como columnas en un estacionamiento, por ejemplo. En caso de que se acerque a una pared o una columna demasiado rápido, el sistema frena de manera automática el vehículo para evitar un percance.

Con el Remote Valet Parking Assistant equipado en el BMW i3, la búsqueda de un lugar de estacionamiento así como las maniobras para estacionarlo se convierte en algo totalmente automático. Basta activar el asistente remoto y descender del auto para que el vehículo inicie la búsqueda de un lugar libre para estacionarse de forma independiente. Lo mismo sucede cuando el conductor necesita abandonar el estacionamiento, sólo se necesita hacer uso del SmartWatch para ordenar al i3 que se acerque a la puerta del garage.

Para lograr esta maravilla, BMW desarrolló un sistema de conexión por medio de radares y un plano digital del sitio. Esto evita la dependencia de la señal GPS, que es prácticamente nula en estacionamientos techados. Junto a los sensores láser, el vehículo tiene también las unidades de procesamiento y algoritmos necesarios para determinar la posición exacta y así llevar a cabo la conducción autónoma.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos