Gadgets

Doordefender, una bandera blanca en la guerra de los roces

Este sistema evita bollos, rozaduras y picadas de pintura de tu auto por golpes ajenos

Doordefender, una bandera blanca en la guerra de los roces

Si estas harto de sufrir que conductores poco pragmáticos o menos cuidadosos provoquen una abolladura o rayón por estacionar muy cerca de tu choche, es muy probable que el sistema Doordefender te interese.

Dentro de la industria automotriz, los científicos han perfeccionado este invento canadiense de finales de los noventa y comercializado estos objetos cilíndricos que intentan proteger los golpes que pueden sufrir los laterales de nuestro vehículo.

Estos cilindros están fabricados con un resistente material anti-golpes (una espuma de alta densidad cubierta por un tejido) que al recibir un impacto protege la carrocería de nuestro coche sin perjudicar, al mismo tiempo, la del otro vehículo.

Obviamente a nadie le gusta circular con esta suerte de almohadones alargados en su auto, por eso se instala y saca fácilmente mediante una banda magnética, que se adhiere tanto a chapa como al plástico. A su vez, el Doordefender incluye un sistema “anti robo” formado por un cable que queda dentro del auto permitiendo que no se lo lleven una vez que la puerta se cierra.

Por el momento, este artilugio solo se puede obtener mediante la compra por internet y quizá afecte por un rato la imagen de tu auto, pero, ¿qué preferís a la hora de elegir entre la estética o ahorrarte un disgusto?

Así funciona el Doordefender

Ezequiel Cortese recomienda

¿Qué opinás? Contanos