Test drive

Prueba Renault Koleos, re generación

Sigue conservando la base oriental, pero ahora tiene verdadero diseño Renault, ¿se comportará como tal?

Prueba Renault Koleos, re generación

El Renault Koleos es un producto muy particular, su primera generación tenía como base a un Nissan, pero era producida en Corea por Samsung. Esto hacía que pese a portar el rombo, tuviera una base mecánica de un especialista en SUVs y un diseño bastante alejado del diseño galo.

Para la segunda generación sucede lo mismo, plataforma Nissan y producción coreana; sin embargo, ahora la historia cambia mucho, ya sea desde afuera como por dentro.

La continuidad va por dentro

Debajo de su piel, el nuevo Renault Koleos adopta la plataforma de la última generación del X-Trail, incluyendo suspensión trasera multibrazo, motor, caja y sistema de reparto 4x4.

en lugar de un moderno 1.algo turbo, recurre al conocido 2.5L

Curiosamente, o debido a esta hermandad con Nissan, en lugar de un moderno 1.algo o 2.0L turbo, recurre a la vieja escuela con el conocido 2.5L de 170 CV y 233 Nm a 4.000 rpm unido a una caja CVT. En el caso de la versión Intens acá probada, suma reparto a las cuatro ruedas que trabaja como tracción delantera con envío al tren posterior según necesidad y función 4x4 fija a bajas velocidades.

La renovación está por fuera

Antes, cuando mirabas a un Koleos veías un SUV no muy agraciado cuyo único vínculo con Renault estaba en los rombos en parrilla portón trasero y ruedas. Ahora, adopta la filosofía de diseño de la marca creada por Laurens Van Den Acker que se aplica a casi toda la gama.

Ahora adopta la filosofía de diseño de la marca

Utilizando líneas redondeadas, la marca acertó en crear un estilo de fortaleza elegante que se destaca en el capot envolvente y los músculos que forman las ancas traseras. Completan la parrilla de la marca con el mega rombo, los colmillos LED que salen de los faros, las falsas salidas de aire laterales y los faros traseros alargados cuyas cejas casi se tocan en el centro.

Lo que importa es lo de adentro

Y en la cabina te recibe un estilo híbrido oriental-francés que conjuga trazos simples, redondeados y robustos, con plásticos de primer nivel, decorados simples, grandes asientos en cuero y un enorme techo de cristal que se puede abrir.

la cabina te recibe un estilo híbrido oriental-francés

El espacio es grande sientes donde te sientes, así como el baúl cuyo solo piso es algo alto para alojar un auxilio 225/65 R17, que si bien no es igual al 225/60 R18 del vehículo, es mucho mejor que una galletita.

La vida en las pantallas

En esta era donde las pantallas son las vedettes, Renault no colocó una, sino dos en el nuevo Koleos.

Renault no colocó una pantalla sino dos en el nuevo Koleos

La primera y más visible es la del torpedo, con 8,7 pulgadas y dispuesta verticalmente al mejor estilo Tesla. Si bien la idea es muy buena el resultado no es tan bueno como esperaba. Primero porque de toda la superficie que ves, gran parte se la consume el marco, y segundo porque cuando usas el Mirror Link (al menos con Android Auto) no se adapta para usar toda la pantalla y queda chico. En el lado positivo, cuando no estás espejando el teléfono, te permite trabajar a pantalla partida con un grupo de información en la mitad superior y otro en la inferior.

La segunda pantalla es la parte central del cuadro de instrumentos y ahí podés elegir entre distintas configuraciones e informaciones.

El movimiento se demuestra andando

En marcha, la nueva Renault Koleos se mueve con más fluidez que agilidad. No es que sea lenta, sino el efecto clásico de las cajas CVT que mantienen el motor a bajas rpm y tardan en reaccionar cuando vamos fuerte con el pie derecho. Lo otro que vas a sentir es esa correcta sensación de SUV, básicamente te das cuenta que estás en un vehículo grande y sólido, pero sin perder confort y refinamiento de marcha.

vas a sentir esa correcta sensación de SUV

En ruta, la relación larga de la CVT permite viajes libres de casi todo ruido mecánico. Y si entrás a caminos de tierra, no vas a sentir esa solidez que te da tener un chasis independiente, como sucede en una pick-up, pero vas a poder circular mucho más rápido de lo que creías sin miedo a mortificar la mecánica.

Conclusiones

La mejor manera de describir al nuevo Renault Koleos es quizás en una línea temporal porque quedó justo antes de la llegada de los últimos SUVs muy “auto”, con motores chicos turbo, ruedas de perfil claramente bajo y muchas veces solo tracción delantera. Acá sentís todavía ese plus de solidez, de tamaño y de peso, con la posibilidad de llevar la fuerza a las cuatro ruedas.

quedó justo antes de la llegada de los últimos SUVs muy “auto”

En el interior sucede algo similar, en lugar de luces, perfumes y grandes decorados tenés un tablero simple, asientos grandes y una batería de elementos de confort en la versión más equipada. El aspecto multimedia no termina de cerrar, quizás debido a las expectativas que me generó ver la pantalla vertical después de haber visto en persona la del Tesla Model S. En todo caso, te tiene que gustar a vos. ¿Qué opinás?

Hacé click acá para conocer gama, precios, fichas técnicas, equipamientos y más del Renault Koleos.

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos