Tuning

Esta Volkswagen Tiguan parece la prima lejana de la Porsche Cayenne

Con 270 caballos, estamos frente a una verdadera hot SUV.

Esta Volkswagen Tiguan parece la prima lejana de la Porsche Cayenne

Este trabajo volcado sobre esta Volkswagen Tiguan R-Line se podría definir como "espectacular". Un joven suizo se animó a convertir a su SUV en una especie de "Hot SUV", o bien un hot hatch tamaño grande.

La labor se asentó sobre una serie de alteraciones estéticas y mecánicas para elevar la potencia y performance, además de mejorar el diseño del vehículo. Inclusive, el vinilo amarillo sobre la carrocería también juega un papel fundamental en el trabajo de personalización.

Para disminuir el centro de gravedad y mejorar la estabilidad y agilidad del vehículo, se realizaron una serie de ajustes en la suspensión. Los cambios estuvieron en los resortes y se reemplazaron los amortiguadores por unos neumáticos, para perder algunos milímetros de despeje.

Una vez que la Tiguan quedó al nivel del suelo, lo que siguió fue incorporar un sistema de escape de alto desempeño, llantas Porsche de 20", cubiertas 255/30R20, gráficos de Tiguan Turbo S como si fuera una Cayenne y un kit aerodinámico que se destaca por un gigantesco spoiler de fibra de carbono en la cola. En su comportamiento dinámico, esta Tiguan ofrece una aceleración más enérgica gracias a que el cuatro cilindros da mucha más potencia. Con un ajuste en el software, esta SUV eroga 270 CV, 50 más que lo habitual en el 2.0 L.

Finalmente, el interior de este SUV también recibe una serie de cambios para elevar la deportividad. Sobresalen el volante y los asientos forrados de alcántara y los detalles en fibra de carbono en el tablero.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos