Novedades

Vamos a la playa: FIAT 500 Spiaggina, 60 años después

En homenaje al Jolly Spiaggina oficial, FIAT rememora esta edición con el nuevo 500.

Vamos a la playa: FIAT 500 Spiaggina, 60 años después

Antiguamente, los fabricantes de autos no tenían muchos modelos. Así es que autos como el Fiat 500 fueron plataforma para un montón de modelos curiosos. Es el caso del simpático 500 Jolly "Spiaggina", que en italiano significa algo así como Buggy de Playa.

En esencia, se trata de un 500 recortado, muy austero y con sillas de mimbre, con un dejo que nos hace acordar al Mehari de Citroën. Se fabricó entre 1958 y 1965, concebido por Carrozzeria Ghia y es un ícono de lo que se consideraba la "Dolce Vita", ese periodo entre los cincuenta y sesenta en el que Roma vivía y disfrutaba de todo. De hecho, hay una película que lleva el mismo nombre, dirigida por Federico Fellini y que refleja un poco este período.

60 años después, Fiat hace una edición especial limitada a 1958 unidades (por el año de fabricación del original) en base al actual 500. Claro que esta vez no tenemos el look espartano del original. La receta es sencilla, llantas con look retro, techo convertible, carrocería color azul sucio y un interior tono arena. Al mirarlo, es imposible no pensar en un fin de semana en la playa.

El equipamiento es completo, incluye sensores de luz y lluvia, sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil de 7", climatizador electrónico y más. Es impulsado por un económico motor 1.2 L de 69 Hp, que está homologado para la norma Euro 6D.

Ahora, si no es lo suficientemente playero para ti, Garage Italia y Pininfarina puede que ayuden. Usando la misma base (incluyendo sus llantas y colores) hicieron su propio Spiaggina, completamente convertible y biplaza, reemplazando los asientos traseros por un conveniente compartimiento tipo pick-up, ideal para llevar sillas de playa, una heladerita o toallas. Pero, lo mejor, es que también tiene una función de ducha para sacarse la arena. Los asientos delanteros fueron reemplazados por una banca y el parabrisas delantero fue recortado, dejando al aire la parte superior del cristal, como en el original.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos