by
Novedades

Honda Insight, la historia del "otro" híbrido

Honda vuelve a apostar por este modelo para hacerle frente al rey indiscutido, el Toyota Prius.

Honda Insight, la historia del "otro" híbrido

A pesar de no haber tenido el éxito que tuvo el Toyota Prius, el Honda Insight es un vehículo histórico si de hibridación se trata. En el año de 1999, Honda decide incluir a su catálogo un nuevo vehículo con un propulsor que no era 100% de combustión interna. El vehículo híbrido de la firma japonesa ya tiene tres generaciones, y no vendría mal darle una repasada a su historia.

Primera generación

Vio la luz en 1999, dos años después del lanzamiento del Prius en Japón. El Insight incorporaba una carrocería de aluminio con un diseño aerodinámico eficiente, aunque no muy atractivo, era hasta incómodo visualmente. Lo más interesante se encontraba bajo el capot. La primera generación montaba un propulsor de combustión de tres cilindros que generaba 67 CV, aunado a un Motor de Asistencia Integrada (IMA) montado en el cigüeñal logrando un rendimiento de 4,54 L/100km en ciudad y 5 L/100km en ruta.

La cifra total registrada en ventas se quedó en apenas 16.000 unidades comercializadas entre el año 2000 al 2006, pareciendo que el mundo aún no estaba listo para el uso este tipo de tecnología o que quizás el rango de precios excedía las aspiraciones de los usuarios.

Segunda Generación

Tras cuatro años de ausencia en el mercado, la firma nipona decidió intentarlo nuevamente introduciendo un vehículo que estéticamente lucía un poco más atractivo que su antecesor Éste también estaba ensamblado en Japón bajo la nueva plataforma híbrida de cinco puertas con capacidad para cinco pasajeros. La principal meta era el lograr vender un mayor número de unidades, haciéndolo un vehículo más accesible para los compradores, siendo vehículo híbrido mas barato en Estados Unidos.

El propulsor que incluía era un cuatro cilindros de 1.3 L capaz de generar 98 CV en conjunto con el propulsor IMA de Honda, que ahora incluiría una serie de mejoras mecánicas y se encontraba en su quinta generación de vida. Todo esto montado sobre una caja CVT, más que reconocida a nivel mundial y que se sigue utilizando en distintos vehículos de la gama. La cifra de ventas se elevó significativamente y se colocaron alrededor de 73.000 unidades entre 2010 y 2014.

Tercera Generación

Pero el modelo se ausentó durante cinco años, para darnos la sorpresa de su regreso de la mano de un diseño vanguardista  y refinado. Como los buenos vinos, solo era cuestión de tiempo para que las cosas fueran a más, ya que tanto confort, equipamiento, desempeño, tecnología, rendimiento y seguridad dieron un giro dramático para mostrarnos una cara distinta.

Este modelo ahora será producido en Estados Unidos, compartiendo la plataforma con la décima generación del Honda Civic, posicionándose en el segmento de sedán compacto entre sus hermanos el Civic y el Accord. Su propulsor es un 1.5 L de ciclo Atkinson capaz de generar 151 CV y 267 Nm.

Aún lejos del Prius, Honda apuesta al Insight para copar el mercado... ¿llegará a la Argentina? Aún nada se sabe, pero viendo que el Leaf tiene planes, no sería raro un desembarco de híbridos y eléctricos a la patria.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinás? Contanos