Prueba FIAT 500X: Un poco de todo
12/10/2018 Pruebas de manejo

Prueba FIAT 500X: Un poco de todo

Analizamos al más aventurero de la familia 500.

FIAT 500X a prueba: Un poco de todo

La premisa de resucitar modelos que marcaron la identidad de los fabricantes es algo que se extiende por toda la industria. FIAT tiene mucha historia como automotriz y ha sabido explotar su legado con su reinterpretación del 500, el viejo y querido “fitito” que pasó de ser un auto popular a mitad del Siglo XX para convertirse en uno de los actuales modelos aspiracionales dentro de la marca. Tal fue el éxito que tuvo este modelo, que de él se desprendió toda una familia de vehículos, como el 500L como versión SUV y el que estamos probando hoy, el más aventurero 500X.

Diseño

A veces a los autos se les complica meterse en un segmento, y en el caso del FIAT 500X la solución ante capacidades tan distintas es simple: plantarse como un auténtico y literal crossover, un vehículo que toma elementos de SUV, de aventurero y le aporta un estilo diferencial italiano desde afuera. Su estética lo emparenta inmediatamente con toda la familia 500 de FIAT, las típicas ópticas ovalada y su trompa redondeada le dan un aspecto adorable, pero en el caso del 500X las cosas se ponen un poquito mas agresivas, con unos guardabarros prominentes y molduras plásticas que le otorgan una sensación de robustez.

En la zaga la premisa se repite, tenemos el mismo planteo “culoncito” de toda la familia 500, ópticas traseras que continúan siendo semejantes pero ensanchadas y un remate con molduras que terminan de darle su estética off-road.

Interior y Equipamiento

Adentro del 500X ese “family feeling” se pone intenso, casi que podría decirte que este auto es como sentarse en un 500, pero con todo mas grande. La marca juega mucho con las formas circulares, patrón que se repite en bocas de aire, botones y hasta en los apoyacabezas. Los materiales son los esperados para este segmento, con la particularidad que en el lado del acompañante de tablero tenemos un plástico duro al tacto, pero con una superficie que simula piedra, que en lo personal me encantó.

La marca juega mucho con las formas circulares

En la versión que estamos probando (CrossPlus 4x4 AT) también tenemos apliques de puerta en cuero marrón, material que se repite en el volante y se destaca en las butacas, que son muy cómodas pero a las que les demando (para este segmento) el ajuste eléctrico.

El volante tiene ajuste en altura y profundidad, por lo que es fácil encontrar una posición de manejo cómoda. El espacio es bueno, no tenés molestias con el acompañante y los diversos espacios portaobjetos y comandos quedan bien a mano.

Yendo hacia las plazas traseras también encontramos un buen espacio para las piernas y cabeza, las butacas son muy cómodas y dos adultos van a viajar perfectamente. Las cosas cambian si hay 3 adultos, ya que la plaza central no tiene mucho espacio para disfrutar de un viaje largo, aunque un niño podría entrar perfectamente. Una de las mejores cosas que tiene sentarse atrás en el 500X CrossPlus 4x4 es que esta versión cuenta con doble techo solar, lo que prácticamente es un ventanal al cielo.

El baúl está muy bien presentado, su volumen total es de unos 350 Litros que llegan a los 1.000 abatiendo los asientos traseros. Bajo su piso se esconde una agradable sorpresa: este vehículo llega de Italia con una rueda de auxilio completamente idéntica a las montadas, con llanta de aluminio y todo. Aplausos.

rueda de auxilio completamente idéntica a las montadas, con llanta de aluminio y todo. Aplausos.

Detrás del volante tenemos un instrumental claro, con dos agujas en los flancos y una pantalla central que muestra muchísima información, desde la presión de los neumáticos hasta la temperatura de aceito o el voltaje de la batería. FCA nos tiene acostumbrados a computadoras de abordo muy completas y este vehículo no es la excepción.

Pero mas allá de esto, la pantalla principal de vehículo es la de 7 pulgadas ubicada en el medio de la consola central. Allí se comanda el sistema multimedia Uconnect y la sincronización con el Smartphone, algo necesario si querés tener navegador GPS ya que el mismo no viene integrado.

Debajo de esta pantalla tenemos el climatizador automático bizona, de operación súper intuitiva mediante perillas y de buen funcionamiento. Continúan un par de entradas USB y mas abajo ya llegamos a una perilla que controla los modos de tracción, lo que me lleva a contarte sobre lo que no se vé desde afuera.

Mecánica y Seguridad

Aunque de afuera lo parezca, el FIAT 500X no tiene mucho que ver con el pequeño 500, ya que está hermanado desde el punto de vista técnico con el Jeep Renegade al compartir la plataforma denominada Small-Wide Architecture.

El FIAT 500X se fabrica en la planta de la marca en Melfi, Italia, y llega a nuestro país en dos versiones, “Pop Star” y “Cross Plus” (que estamos probando ahora). Ambas versiones tienen el mismo motor pero con diferente potencia, un 1.4 L Turbo MultiAir 16V de 140 CV y 170 CV respectivamente.

En la versión Pop Star el 1.4 de 140 CV y 230 Nm. está asociado a una caja manual de 6ta que envía la fuerza al eje delantero, mientras que la Cross Plus puede llevar sus 170 CV y 250 Nm. a las cuatro ruedas mediante una caja automática de 9 cambios.

En materia de seguridad tenemos un equipamiento muy completo. El 500X viene de serie con un total de 7 airbags, control de estabilidad (ESP), tracción, ISOFIX, frenos a disco en las 4 ruedas con ABS+EBD, monitor de presión de neumáticos, y asistente de arranque en pendiente. Esta versión Cross Plus agrega cámara de retroceso, detector de punto ciego y faros bi-xenón.

Dentro de los dispositivos de seguridad te podría mencionar el control de crucero adaptativo, pero de eso te voy a hablar mas adelante.

Comportamiento Dinámico

Su planteo de SUV se nota en la posición de manejo elevada y en su despeje, capaz de pasar gomosamente por badenes y baches citadinos sin mayor inconveniente. Este confort en el andar tiene su contrapunto en el rolido, bastante más marcado de lo que esperaba. Tomar una curva muy rápido con el asiento alto te transmite emociones, y no de las buenas.

el confort de marcha tiene su contrapunto en el rolido

La dirección de asistencia eléctrica es muy cómoda en ciudad, quizás demasiado liviana a velocidades medias y se endurece correctamente a velocidades altas.

En cuanto a consumo, en el ámbito urbano registró un promedio de 11.5L/100Km, algo un poco mas elevado de lo que esperaba para un motor de esta cilindrada y esta caja de 9na. Con respecto a esta caja, le destaco su trabajo ya que es impecable, un paso de cambios suave, preciso y silencioso, tal como me lo había demostrado cuando probamos la FIAT Toro.

Cuando salimos en la ruta continúa esta sensación de que estamos en un vehículo alto, con rolido marcado a grandes velocidades. El 1.4L de 170 CV es suficiente, la caja hace lo posible para aprovechar toda su potencia pero no le vendría mal un poco mas de torque para tener mejor reacción. La otra versión con el motor menos potente (140 CV) se debe quedar un poco justa en los sobrepasos.

A 120 Km/h de GPS (125 de velocímetro) el consumo es de 8.2 L/100 Km. un consumo coherente pero también un poquito más elevado de lo que tenía previsto.

Una herramienta muy útil cuando viajamos es el control de crucero adaptativo, que detecta al vehículo que vá adelante y adapta la velocidad. Uno puede elegir a la distancia a la que quiere situarse y literalmente puede ir calcando las velocidades de quien tengamos enfrente. Esto es muy útil en avenidas como la General Paz en Buenos Aires, donde esta función, sumada a la ayuda de mantenimiento de carril, hacen que el vehículo casi vaya solo en el tránsito.

Conclusiones

El FIAT 500X es el vehículo ideal para esas personas que quieren un poco de cada segmento. Es un crossover en serio que (al menos en esta versión) no deja el espíritu aventurero sólo en lo estético y realmente nos propone salirnos del asfalto y hacerle frente a terrenos prohibitivos, gracias a su buen despeje y a la tracción 4x4.

Claro que esto no es gratis, y su esquema de suspensión genera sensaciones demasiado gomosas en el asfalto. Por otro lado, lo que puede hacerte pensar esta compra es la billetera, ya que no es un vehículo barato (pero ojo, podés ser parte del selecto grupo que maneje un 4x4 italiano) y los consumos tampoco te permiten ahorrar mucho en el día a dia.

no es un vehículo barato (pero ojo, podés ser parte del selecto grupo que maneje un 4x4 italiano)

Por el lado favorable tenemos un diseño encantador, diferencial, que gusta en la calle y que está muy bien logrado. El conjunto mecánico es bueno, y en esta versión la caja automática encaja perfectamente en el combo, que se remata con un completísimo equipamiento de seguridad, tanto pasiva como activa.

El FIAT 500X es un vehículo perfecto para una familia. Seguro hay familias muy urbanas, otras aventureras, cada cual muy distinta, no por nada se dice que cada familia es un mundo. El 500X  los mezcla todos y ofrece un resultado particular, raro, pero interesante.

 

 

 

 

Galería FIAT 500X a prueba

FIAT 500X a prueba

1 de 22

¿Qué opinás? Contanos