by
Test drive

Ford Ranger Raptor, primer contacto en la arena

Manejamos en Pinamar a la versión deportiva de la pick-up que llega a Argentina a mediados de este año.

Ford Ranger Raptor, F150 y F150 Raptor: Primer contacto en Argentina

Raptor es sinónimo de deportividad todoterreno. El máximo representante de esta insignia es la F-150 Raptor, un monstruo de 450 CV que llegará a Argentina a fines de año junto con su hermana “civil” la F150 convencional. Ahora, la hermana menor, la Ford Ranger recibe el tratamiento Raptor y tuvimos oportunidad de darle una vuelta en los médanos de Pinamar antes de su llegada al país a mediados de 2019.

F150 y F150 Raptor y su llegada a Argentina

Antes de pasar a la Ranger Raptor, te contamos un poco sobre la Serie F que es nada menos que el vehículo más vendido en Estados Unidos por los últimos 36 años. La F-150 que ves acá se presentó en el Salón de Detroit 2014 y tiene como particularidad construcción en acero de alta resistencia para el chasis y en aluminio para la carrocería. Este modelo puede tener varios impulsores incluyendo un 3.5L V6 sobrealimentado de 380 CV y caja automática de 10 cambios.

con un precio de entre USD 60.000 a USD 65.000 para la F-150

La F-150 Raptor se destaca por usar el mismo motor y caja, pero llevado a 450 caballos. Además, se trabajó todo el chasis con suspensiones FOX Racing (mirá el video) y ruedas BF Goodrich All-Terrain de pisada 315/70 R17. Este superdeportivo off-road viene en carrocería de cabina y media con puertas traseras tipo suicida y ausencia de pilar B. Pero mejor que contarte que trae, haciendo click acá podés ver la prueba exclusiva que Autocosmos ya le realizó a este saltamontes del averno.

Se espera que la dupla F-150 y F-150 Raptor llegue a Argentina hacia fines de 2019 con un precio inicial de entre USD 60.000 a USD 65.000 para la primera, sin estimaciones aún para la segunda.

Ranger Raptor

Antes de encender el motor hay que saber qué motor encendemos, se trata de un 2.0L bi turbo diésel de 213 CV y 500 Nm de torque asociado a una caja automática de 10 cambios con reductora. Si lo pensás en simples números, no tiene mucha más potencia que el 5 cilindros de 3,2 litros de las versiones nacionales y está lejos de la Amarok V6 que ya promete 258 CV hacia fines de año; sin embargo la deportividad no es ir rápido solo en línea recta y acá es donde intervienen los cambios en el chasis.

Raptor es sinónimo de deportividad todoterreno

El primer cambio importante tiene que ver con que el 2.0L es mucho más ligero que el 5 cilindros. La segunda alteración tiene que ver con el ensanchamiento de la carrocería y las suspensiones con brazos de aluminio y amortiguación FOX. Tercero está el eje posterior que sigue siendo sólido pero tiene resortes en lugar de ballestas y brazos de corrección. Por último vienen las ruedas, unas BF Goodrich ATT (A Todo Taco ;) 285/70 R17 que envuelven cuatro frenos a disco de 332 mm de diámetro.

¿Qué tal el resultado?

Es difícil decirlo a ciencia cierta, pero te lo puedo definir en una anécdota: en un momento la instructora que me guiaba desde el asiento del acompañante me pidió que hiciera una maniobra de descenso poco ortodoxa. Como no soy experto en la arena, decidí hacer la maniobra “de manual” para evitar un problema, pero cuando le pedí perdón por no hacerle caso me respondió: “No hay problema, lo que pasa que con esta camioneta podés hacer lo que quieras”.

con esta camioneta podés hacer lo que quieras

Lo cierto es que sentís que el motor tiene empuje constante, que la caja hace su magia sin que notes el paso de cambios y que tracciona como una cabra montañesa… Lamentablemente con poco tiempo, no pudimos “barrenar” el lateral de los médanos, pero después de las declaraciones anteriores sospechamos que debe ser puro deleite. Y si te quedás en una trepada, acordate que tiene reductora, es decir, solo una pared puede frenar tu avance.

ConFord y suspensiones para volar

Una cosa que si noté es lo bien que te tratan las suspensiones y el recorrido que tienen. Seguís sintiendo los serruchos de la arena, pero suaviza mucho esas partes donde una chata común haría un licuado con tur órganos internos.

volante deportivo con inmensas levas de cambio

Además del comportamiento del chasis, tenés un interior muy similar al de las Ranger 3.2L hechas en Argentina con algunos cambios como recubrimiento en cuero (o ecocuero) para el tablero, asientos deportivos con la leyenda Raptor, volante con el anillo rojo para marcar la parte superior e inmensas levas de cambio. El cuadro de instrumentos también cambia, acá es convencional con dos medidores de aguja y pantalla en el centro, mucho más práctico que el de estilo Mondeo que se ofrece en nuestras versiones 3.2 litros.

Conclusiones

Como siempre te digo en estos primeros contactos, es muy apresurado para sacar conclusiones, habrá que esperar a mediados de año cuando llegue a Argentina procedente de Tailandia y con un precio de entre USD 50.000 a USD 55.000. ¿Valdrá la pena? El principal contraargumento va a ser la Amarok V6 que hacia fines de 2019/inicios de 2020 va a venir con 258 caballos (y un overboost de 270 y pico).

¿Si tuvieras la plata, en cuál la invertirías: Ranger Raptor o Amarok V6 potenciada?

Si agarramos la calculadora a precio de hoy la chata de VW con 224 CV está por arriba de los USD 50.000, sobre eso hay que ver cuanto más costará la versión de 258 caballos. Por otro lado, habría que ver cuánto cuesta “prepararla” para tener la performance a nivel chasis de la Ranger Raptor, que además ya está desarrollada y aprobada de fábrica así.

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos