by
Test drive

Prueba Citroën C4 Cactus 1.6 VTi

¿Serán suficientes los 115 CV? ¿Vale la pena la entrada de gama? Lee esta prueba

Prueba Citroën C4 Cactus 1.6 VTi

Originalmente el Citroën C4 Cactus llegaba del Viejo Continente, luego pasó a ser producido en Brasil y ahí se cambió el 1.2L 3 Cilindros Pure Tech por dos 1.6L, el THP de 165 CV que ya probamos, y el VTi de 115 caballitos que vamos a probar en esta ocasión. ¿Tendrá el empuje necesario?

Comportamiento dinámico

Vamos directo a lo que nos congrega, el 1.6L VTi se la banca. Ya me había sorprendido su elasticidad en la prueba al C4 Lounge con este motor, y acá vuelve a demostrar que el variador de válvulas (el VTi del nombre) hace un buen trabajo en distribuir la fuerza desde bajas vueltas. Obviamente, si vas como leñador sobre el pedal derecho el único árbol que vas a derribar va a ser el de tu paciencia, pero en ciudad tenés empuje siempre.

la cabina se mantiene perfectamente insonorizada hasta los 130 km/h

En ruta a 120 km/h reales (unos 122 del velocímetro) el motor gira alrededor de 3.500 giros (digo alrededor porque el tacómetro cuenta de a 500 rpm L) pero la cabina se mantiene perfectamente insonorizada hasta los 130 km/h, después empieza a ceder ante el rumor mecánico. Si te preguntás por el poder de reacción, en 3º pasa de 80 a 120 km/h en unos 9,7 segundos, registro que no es malo, pero que si debés tener muy en cuenta a la hora de pasar un camión en la ruta con tu C4 Cactus cargado.

El resto del C4 Cactus sigue los mismos parámetros del THP y en términos generales de Citroën, la dirección es hiper ligera a bajas velocidades, después se endurece correctamente, las suspensiones son indulgentes, con cierto cabeceo cuando frenás, pero buena estabilidad y contención de rolido en rectas y curvas, respectivamente. Lo que más le puedo criticar son las llantas de 17” con un caucho 205/55, lindas para ver, pero golpeadoras contra las imperfecciones. El pedal de freno es algo sensiblón, en embrague trepida un poco cuando salís en 1º y la selectora de cambios buena.

Diseño: del Shine al Feel

Estéticamente hay una serie de diferencias entre el Citroën C4 Cactus full y el de entrada de gama, entre las más destacadas, acá no hay techo en otro tono y los decorados (rompenieblas, Airbumps y carcasa de retrovisores) pasan a negro. Las barras de techo son más simples y el diseño de llanta es distinto, aunque conserva la misma medida en toda la gama (lamentablemente el auxilio sigue sin coincidir con una 185/60 R15).

Interior y equipamiento: del Full a la entrada de gama

Acá las diferencias se centran en los tapizados que pasan de cuero (Shine) a tela (Feel), el volante es todo plástico y en el lugar del control del Grip Control hay un portaobjetos que no está engomado en su base L. En general siento que faltan decorados, especialmente en las contrapuertas donde hasta las manijas son negras.

En cuanto a espacio, el C4 Cactus parece chico, pero eso tiene más que ver con sus proporciones de techo bajo porque atrás hay muy buen espacio. El baúl es correcto con 320 L que se pueden expandir a 1.170 rebatiendo los asientos.

Hacé click acá para ver el equipamiento completo del C4 Cactus

Respecto del equipamiento, haciendo click acá podés ir al Catálogo de Autocosmos y ver la gama entera, por el momento te anticipo que cumple con lo indispensable para este precio (espejos y 4 ventanillas eléctrcios, etc.) aunque le faltarían unos sensores o cámara de retroceso. El climatizador deja lugar a un aire acondicionado manual, pero lamentablemente los comandos siguen siendo desde la pantalla lo que requiere pasos extra y que mires el equipo multimedia cada vez que quieras cambiar temperatura, ventilador, etc.

Ya que hablamos de la pantalla, el equipo multimedia es el ya conocido, de buena acción, aunque en este caso el navegador es solo por Mirror Link ya sea Android Auto o Apple CarPlay.

Seguridad

Respecto del C4 Cactus Shine acá dejás de tener algunos elementos como el frenado automático o Active Safety Brake, los discos de freno traseros y los airbags de cortina, pero conservas ESP y 4 airbags incluyendo los laterales para redondear una buena dotación desde el vamos. Haciendo click acá podés comparar la dotación de toda la gama con el Comparador de Autocosmos.

Conclusiones

El nuevo Citroën C4 Cactus es un producto muy interesante, con un estilo personal, un interior amplio y buenas prestaciones con su motor “chico” incluyendo consumos con 7,1 L/100 km a 120 constantes y 9,3 L/100 km en ciudad. Me quedan en el debe algunos temas de calidad en el interior, más que nada de sensación de solidez.

¿Es preferible antes que otro modelo? Nosotros te contamos lo que nos pareció en la prueba para que vos tomes la mejor decisión junto con nuestras herramientas como el Comparador de Autocosmos (ver acá)

1

Prueba Citroën C4 Cactus 1.6 VTi 115 CV

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos