by
Test drive

JAC S3: Primer contacto

Manejamos al SUV compacto de la marca china que acaba de llegar a la Argentina.

JAC S3: Primer contacto

Al menos por ahora, no es muy común ver un JAC por la calle. Pero como suele suceder con las marcas nuevas, seguramente con el tiempo estos modelos se harán moneda corriente en el parque urbano argentino. Como Autocosmos tiene presencia en toda Latinoamérica (y sí, somos gente ansiosa) ya tuvimos un contacto de manejo en Chile con uno de los modelos principales de la marca, el S3.

 

Diseño

El S3 que tenemos en Argentina en realidad es la segunda generación de este modelo, que en Chile ya tiene algunos años. Allá se conoce este modelo como "Grand S3", ya que su rediseño tiene varias diferencias, mas que nada en su trompa y en un incremoento de 20 mm al largo total del modelo para llegar a un total de 4.345 mm. Si miramos al JAC S3 de frente una prominente parrilla cromada (y un tanto Fordista), con la palabra JAC,  unos faros antiniebla triangulares y luces diurnas con tecnología LED.

Las llantas son de aleación y con un esquema bicolor, mientras que en la zaga tenemos cromo en la parte baja opticas tambien en LED.

En el interior encontramos un multifunción, un tablero de instrumentos con un display digital entre las agujas y una completa pantalla multifunción de 8" en la consola central.

A nivel materiales, texturas y acabados, JAC consigue una buena percepción de calidad, en nuestra unidad de pruebas tenemos tapizado de cuero con costuras rojas y un material que se asemeja a la fibra de carbono, no tan bien logado pero bueno, celebramos el intento.

Los asientos tienen un diseño abutacado, pero la verdad, no afirman mucho el cuerpo y cuesta encontrar la mejor posición de manejo. O uno queda muy lejos, o queda muy cerca, y eso que el volante cuenta con ajuste en profundidad además de altura.

Por otro lado, la visibilidad es buena hacia adelante y gracias a los espejos laterales de buen tamaño, se ve mucho hacia atrás.

Las plazas traseras son amplias incluso para tres personas, aunque la central es algo dura porque esconde un apoyabrazos. Eso sí, no hay túnel central, por lo que deja mucho espacio para poner los pies.

El ancho también es bueno, se nota que la marca trabajó la amplitud interior. El baúl está lejos de los más grandes del segmento, aunque entran muchas cosas ya que la boca de carga es bien ancha.

Gran equipamiento

De serie se ofrecen muchas cosas en este JAC S3. Por ejemplo, ambas versiones (Intelligent MT e Intelligent CVT) cuentan con doble airbag frontal, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, asistente de partida en pendiente (Hill Assist), anclajes isofix para sillas de niño, controles de estabilidad y tracción, luces antibiebla, sensores de estacionamiento delanteros y trasero, climatizador, radio con bluetooth, computadora de a bordo, vidrios y espejos eléctricos, dos puertos USB, las llantas de 16” y las barras en el techo.

 

 

Dinámica correcta

El JAC S3 tiene un motor 1.6 litros con 118 CV y 155 Nm de par, asociado a una caja mecánica de seis marchas o una CVT (como nuestra unidad de pruebas).

El auto se siente un poco pesado de salida, se nota que le falta torque en la zona baja del régimen de marcha. A partir de las 2.000 rpm empieza a empujar con más decisión, pero nunca será mucho, lamentablemente.

Me parece que no es el motor el problema, si no la caja, que le cuesta modular de buena manera lo que genera el motor, y transmitirlo con eficiencia al piso.

La caja automática es del tipo CVT y como suele ser la tónica con este tipo de transmisiones, es algo lenta. Sin embargo, una por otra: es suave y cumple la función de ser eficiente.

El mejor régimen de marcha está en torno a las 2.500 vueltas, porque ahí el JAC S3 se hacesuave y silencioso, y tiene resto de sobra cuando uno lo acelera. El régimen de marcha a 120 km/h es de 3.000 rpm, poco elevado para conseguir una buena eficiencia (de 9.6 L/100Km según nuestra prueba). Sin embargo, no genera ruidos molestos.

La dirección es bastante agradable, tiene buen tacto a baja y media velocidad, aunque ya en autopista, cuando uno busca más precisión, no se encuentra, se siente artificial y transmite poco al conductor. Aún así me parece que es una buena dirección, ya que es medianamente rápida y hace lo que uno pide que haga.

El auto va muy bien a alta velocidad, no se siente que tenga movimientos desestabilizadores ni que vaya navegando mal. No es nervioso, aunque me parece que está algo sobreasistido. Tampoco es duro en malos caminos, sino que es capaz de amortiguar bien y no generar rebotes desagradables.

Conclusión

Es un buen SUV compacto este S3, con un buen look exterior e interior y abundante equipamiento como principales argumentos.

Se conduce bien, aunque es algo flojo de salida y cuenta con esta caja CVT que, personalmente, no me gusta tanto. Sí es aplomado y no tiene golpes en las suspensión, lo que se agradece.

¿Vale la pena? El paquete espacio interior más equipamiento lo hace una buena opción, pero en un segmento plagado de modelos donde los vaivenes del dólar castiga fuerte, cualquiera la tiene difícil.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos