by
Novedades

Ferrari y un Mercedes-Benz triunfan en Amelia Island

Uno de los eventos más importante del circuito mundial de autos clásicos se celebró este fin de semana en Estados Unidos.

Ferrari y un Mercedes-Benz triunfan en Amelia Island

El Concurso de Elegancia de Amelia Island, en el norte de Florida, es uno de cinco mayores eventos de autos clásicos en el mundo, casi al nivel de un Pebble Beach en California, un Villa d’Este en Italia, un Goodwood en Inglaterra o un Chantilly Arts et Elegance en París.

Este evento, considerado el segundo más importante en Estados Unidos, acaba de elegir a sus dos Best of Show 2019: un fantástico Mercedes-Benz 540K Autobahn-Kurier de 1938 en el Concours d’Elegance, y a una Ferrari 335S de 1957 en el Concours d’Sport, dedicado a los viejos autos de competición.

El primero, perteneciente a la Colección The Keller, es único en su especie y fue creado específicamente para ser exhibido en el Salón de París de 1938. Fue fabricado a mano en Sindelfingen utilizando como base el chasis de un 540K, equipado con un 8 cilindros de 5.4 litros, capaz de generar 180 CV y asociado a una caja de cuatro marchas.

La carrocería es sumamente especial, y muestra un diseño fastback coupé, petición del doctor español Ignacio Barraquer. El auto estuvo en poder de su familia en Barcelona hasta 2004 cuando fue vendido a la colección Keller y restaurado por Paul Russell.

El segundo es una Ferrari 335S Spider carrozada por Scaglietti, una de sólo cuatro construidas y equipada con un V12 de 3.8 litros que originalmente erogaba 390 CV. Luego recibió un upgrade para correr en las 24 Horas de Le Mans que le permitió subir a 400 CV y alcanzar una velocidad máxima de 300 km/h.

Su impresionante pedigree contempla un triunfo en las 12 Horas de Sebring y luego un abandono en las 24 Horas de Le Mans en 1957, donde el campeón de la F1 Mike Hawthorn marcó la primera vuelta a 200 km/h de promedio de la historia del evento, antes de abandonar cuando lideraba la carrera.

Este auto fue conducido, entre otros, por Juan Manuel Fangio, Phil Hill, Peter Collins, Mike Hawthorn, Luigi Musso y Stirling Moss, entre otros, en algunos de los mejores eventos del mundo, incluyendo Sebring, LeMans, la Mille Miglia y Nürburgring, y ayudó a Ferrari a conseguir el título de constructores de la Fórmula 1 de 1957 con dos podios en la campaña.

El Concours d’Elegance Amelia Island de este año estuvo marcado por la presencia de algunas decenas de autos ganadores de las 500 Millas de Indianápolis, varias interpretaciones de viejos modelos de Volkswagen y varios deportivos de estirpe de la época dorada de la industria europea.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos