Novedades

¿Cuántos gérmenes hay en los taxis y autos de carpooling?

Investigadores analizaron la presencia de bacterias y microorganismos en los vehículos de alquiler, taxis y Uber.

¿Cuántos gérmenes hay en los taxis y autos de carpooling?

Si bien los autos que funcionan como taxis, remises o servicio de carpooling deben presentarse bien estéticamente, son tantas las personas que viajan a lo largo de un día, en su mayoría en la parte trasera del vehículo, que la fila posterior podría estar repleta de gérmenes.

De hecho, investigadores mencionan que viajar en el asiento trasero de un vehículo de transporte privado tiene más bacterias que el asiento de un inodoro y es potencialmente más peligroso que sentarse en el lugar del copiloto. Según un estudio de la compañía de seguros Netquote, un vehículo de Uber o DiDi tiene aproximadamente 219 veces más gérmenes que el taxi promedio, que se limpia con regularidad.

Para averiguarlo, los científicos analizaron varias superficies en nueve vehículos en total (tres de viaje compartido, tres taxis y tres autos de alquiler) para recolectar muestras. La investigación examinó las superficies de los vehículos para averiguar cuántas unidades formadoras de colonias  estaban presentes por cm2 (UFC/cm2) en cada superficie y de ahí determinar la descomposición por tipo de germen.

Así, el análisis reveló la presencia de varios tipos de gérmenes, algunos de los cuales son potencialmente dañinos para la salud, como el bacilo, cocos (relacionadas con infecciones de la piel o neumonía), barras gramnegativas (que tienden a ser dañinas para los humanos) y levaduras (que puede causar infecciones en la piel , especialmente en personas con sistemas inmunitarios comprometidos).

De los vehículos evaluados, los autos de viaje compartido arrojaron los niveles más altos de bacterias por mucho, más de 930.000 de UFC/cm2 en promedio. En cambio, los autos de renta promediaron más de 310.000 de UFC/cm2, mientras que los taxis tenían un promedio de poco más de 4.200 UFC/cm2.

Para ponerlo en perspectiva, los viajes compartidos promediaron casi tres veces más gérmenes que un porta cepillo de dientes. Igualmente, los asientos de los inodoros y las tazas de café contenían menos microorganismos que autos de Uber o DiDi y los autos de alquiler.

En promedio, se encontraron más de 775.000 de UFC/cm2 en los pequeños botones y 155.000 de UFC/cm2 en los cinturones de seguridad. De manera interesante, las manijas de las puertas eran la superficie más limpia, con 280 UFC/cm2, aunque son mucho peores que las manijas de las puertas en los vehículos particulares.

Considerando lo anterior, es importante que cuando se viaje en un taxi o en un vehículo compartido, evite tocarse la cara y meterse las manos en los bolsillos, ya que eso puede promover la propagación de bacterias. Una vez que baje del vehículo, lávese las manos lo antes posible.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos