Novedades

Mercedes-Benz GLB, una SUV a contracorriente

Con un diseño que no sigue la moda curvilínea actual, este modelo ya tiene todo listo para salir a rodar.

Mercedes-Benz GLB, una SUV a contracorriente

Contrario a lo que marca la moda de las SUVs, es decir, las carrocerías curvilíneas y con caídas de techo prominentes, la nueva Mercedes-Benz GLB hace su aparición como un utilitario de diseño bastante rectangular, basado en trazos rectos.

Como su nombre lo dice, este nuevo miembro de la familia de SUVs de Mercedes está colocado entre el GLA y GLC, gracias a una longitud de 4.600 mm. Debido a los voladizos cortos de la carrocería, es posible lograr una distancia entre ejes de 2.800 mm, 100 mm más que la Clase B.

Con estas dimensiones, el interior de esta GLB es sumamente amplia, y basta decir que tiene capacidad para albergar hasta siete pasajeros, por medio de tres filas de asientos. Para lograr la máxima comodidad, la segunda fila de asientos puede ajustarse longitudinalmente y, como norma, la inclinación de los respaldos es ajustable en varias etapas. Esto permite que el compartimiento de carga se amplíe y sea de uso versátil, y el baúl tiene una capacidad que oscila entre los 566 y los 1.755 L. 

Siguiendo con el interior, esta GLB sigue la fórmula de los más recientes modelos de Mercedes-Benz, que es equipar un sistema de dos pantallas de 12,5" para desplegar el cuadro de instrumentos y el sistema multimedia. A esto hay que sumar una arquitectura moderna del tablero y materiales de la más alta calidad.

Para su movilidad, está disponible con el motor de 1.3 L productor de 163 CV y 249 Nm de torque por medio de una transmisión automática de doble embrague de séptima. Más arriba está el 2.0 L con 224 CV y 350 Nm de torque, así como con una caja automática de doble embrague de ocho cambios.

Este poder va acompañado de un sistema de conducción semiautónoma por medio de la asistencia de distancia activa, la asistencia de dirección activa y la asistencia de cambio de carril. Asimismo, el manejo es sumamente superior gracias a la suspensión adaptable (opcional) y a la tracción en las cuatro ruedas con una distribución de par totalmente variable.

En la operación de conducción normal, el programa de conducción "Eco / Confort" se basa en una distribución 80:20 (eje delantero: eje trasero), mientras que en "Sport" es 70:30. En modo todoterreno, el embrague de tracción total actúa como un bloqueo diferencial entre ejes, con una distribución básica de 50:50 equilibrada.

Además es posible equipar el paquete Offroad Engineering que adapta la entrega de potencia del motor y el control del ABS para un optimo control del vehículo en situaciones off-road. Para finalizar, Mercedes-Benz iniciará las ventas del GLB a finales de año, con dos plantas de producción, en México y China.

 

Mercedes-Benz GLB 2020 - Trailer oficial

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos