Autos ecológicos

Morris vuelve a la vida con un furgón eléctrico

La emblemática marca británica develará el nuevo Morris JE, una reinterpretación moderna y tecnológica del icónico J-Type de los años 50.

Morris vuelve a la vida con un furgón eléctrico

Morris es de aquellos nombres que de inmediato suenan en nuestras cabezas y nos hacen recordar la era de oro de la industria automotriz británica de mediados del siglo XX. Su especialidad fueron los vehículos comerciales, teniendo entre sus filas un verdadero ícono para los mercados europeos: el J-Type.

Si bien la marca ya ofrecía modelos comerciales antes de la Primera Guerra Mundial, fue entre 1924 y 1968 cuando Morris Commercial Cars forjó su prestigio, con la producción de 85 diferentes tipos de vehículos, desde vans de reparto y camionetas derivadas de modelos de pasajeros, como los Minor, hasta versiones de gran tonelaje, buses, tractores y camiones de tres ejes. Con ellos, Morris fue uno de los mayores actores del segmento en Inglaterra.

De Morris también se recuerda su asociación con Austin para formar la British Motor Corporation (la fabricante del MINI), y luego con Leyland para formar el mayor conglomerado automotriz británico. Luego, como todas las marcas del grupo, se apagó con las sucesivas crisis de los años 70.

Pero Morris vuelve a la vida, como ya ha ocurrido con un sinnúmero de marcas del origen. Lo hará con capitales chinos, pero desarrollo y producción británica, y de la mano de un sucesor moderno de su icónico J-Type. Este modelo fue estrenado en 1948 y se produjo hasta 1961, cuando fue reemplazado por el J4. Su nuevo sucesor se llamará Morris JE y será 100% eléctrico.

Según lo que se ha informado, utilizará un chasis modular súper ligero, batería de iones de litio de alta capacidad, un motor eléctrico, y estará enfocado en ofrecer la mayor versatilidad del mercado, por lo que podemos suponer que al furgón inicial le seguirán otras opciones de carrocería.

Lo que sorprende es que se anuncia con una carrocería completa de fibra de carbono, un material muy rígido y ligero, pero extremadamente caro para cualquier segmento. Y ni hablar de las reparaciones. La marca resalta que con el uso de este material, su futuro furgón será el más ligero del mercado y con la mejor relación pero/potencia, lo que maximiza la autonomía.

Los nuevos dueños anticipan, además, que el diseño tendrá mucha rememoranza del J-Type original, con mucho de su ADN, pero no será una réplica. Los primeros prototipos ya están en fase de pruebas cerca de las instalaciones en el centro de Ingleterra, y se espera que el debut oficial se realice a principios del próximo año, o quizás antes.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos