Tecnología

Actibump, el enemigo de rápidos y furiosos

Es una placa de metal inteligente que se transforma en una especie de cuneta cuando los autos se pasan de la velocidad permitida.

Actibump, el enemigo de rápidos y furiosos

De todos los ejemplos en dispositivos de reducción de velocidad vial (badenes, mesetas modulares de caucho, bandas, topes, señales activas con radar) el más popular y cada vez menos utilizado es el llamado “lomo de burro”. Hasta ahora.

Actibump (el invento desarrollado por la compañía sueca Edeva) rompe con los esquemas a la hora de pensar reducir la velocidad ya que trabaja solo cuando es necesario, es decir que a velocidades permitidas la calle se mantiene plana, pero si se excede el límite, el dispositivo se activa.

Mediante un radar, el sistema activa un rodillo ubicado bajo una chapa metálica que ocupa el ancho del carril unos metros delante. Así, se crea un pequeño surco, provocándole un susto al conductor que instintivamente reaccionará frenando su coche.

Lo interesante del Actibump es que además reduce el riesgo para los peatones que transiten cerca ya que un lomo de burro convencional puede provocar una pérdida de dirección e inclusive que el vehículo se suba a la vereda.

Al no ocupar todo el espacio del pavimento, el Actibump permite que los ciclistas pasen por su costado, aunque también motos más pequeñas podrían hacerlo lo que reduciría su efectividad, ya que muchos accidentes urbanos tienen como protagonistas a motociclistas imprudentes.

Si querés ver el video de cómo funciona el Actibump, cliquea acá.

¿Te pareció mejor que los demás métodos para reducir la velocidad vial?

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Así funciona el Actibump

Ezequiel Cortese recomienda

¿Qué opinás? Contanos