Novedades

Toyota Raize, la nueva SUV compacta que podría fabricarse en la región

La marca lanza en Japón un nuevo modelo y se habla de las chances de que sea producida en Brasil.

Toyota Raize, la nueva SUV compacta que podría fabricarse en la región

Hace unos días te contábamos que Daihatsu había develado el Salón de Tokio 2019 la nueva generación del Rocky, un icónico nombre que regresa a la vida para reemplazar al ya muy viejo Terios. Y te decíamos también que Toyota aprovecharía este modelo para lanzar su propio SUV, que no sólo se comercializará en Japón sino en todo el mundo.

Bueno, ese esperado modelo de Toyota ya está listo y se llama Raize, nombre con el que se acaba de lanzar en Japón, aunque no estamos seguros de que esa denominación sea la que también llegue a los mercados internacionales. Desde la India (donde también se producirá) apuestan por Rise (¿será un error por alcance fonético?), mientras que el nombre Rush sigue siendo una opción.

Lo cierto es que el Raize es básicamente un Daihatsu Rocky con estética de RAV4. Se trata de un SUV del segmento B, que mide apenas 3.995 mm de largo por 1.695 mm de ancho, lo que le permite competir con modelos como el nuevo Hyundai Venue, el Volkswagen T-Cross y el Ford Ecosport, entre otros.

Se fabricará en una planta de Daihatsu sobre la plataforma modular DNGA (Daihatsu New Global Architecture), construida con aceros de alta resistencia, y que ofrece suspensión delantera McPherson y trasera de eje de torsión.

Esta base se caracteriza por ofrecer un amplio espacio interior para 4 o 5 ocupantes, dependiendo del tamaño, con 900 mm de espacio para las piernas en las plazas traseras, y un baúl muy grande considerando el tamaño general del vehículo: 369 litros, ampliable a más de mil abatiendo los asientos.

El diseño es, como dijimos, similar en formas y detalles a la nueva generación de RAV4, aunque en un formato más estrecho y corto. Mantiene características estéticas muy de SUV, con protecciones bajas, molduras de plástico negras por los contornos, ruedas grandes (17"), y una cintura relativamente alta, estando como opcional la carrocería bicolor.

No sólo eso, sino que, además, ofrece un equipamiento sobresaliente para el segmento, aunque dudamos que todo lo que tiene en Japón esté disponible en mercados internacionales. A saber, cuenta con control crucero adaptativo, aviso de colisión frontal con freno automático de emergencia, detector de peatones, park assist, sensor de punto ciego, aviso de cambio de carril, sistema de luces altas/bajas y  prevención de choque en caso de aceleración accidental.

Suma a eso un sistema de infoentretenimiento con pantalla de 9”, conectividad a Apple CarPlay y a SmartDeviceLink (algo así como Mirror Link), y marcador digital configurable según los gustos del conductor.

En materia mecánica, el Toyota Raize se ofrece con un propulsor totalmente nuevo para la marca, un 1.0 litros turbo, con 98 CV potencia y 140 Nm de par (entre 2.400 y 4.000 rpm), que estará asociado a una caja CVT y se podrá elegir con tracción delantera o 4WD. Toyota indica que en ciclo WLTC, la versión 2WD ofrece un mixto de 18,6 km/litro, mientras que el 4WD puede dar 17,4 km/l.

¿Precios? Entre 15.500 y 21.000 dólares. Pertenciendo a este segmento tan demandado en nuestra región y con semejante proyección internacional, es casi un hecho que esta Toyota sea el próximo vehículo fabricado por Toyota en Brasil. Todavía falta la confirmación, pero ya es un secreto a voces.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos